#JAM17. Decidim, un software para la participación ciudadana

post
Por Komunikatik 10/30/2017 en #SocialProcess, Transformación Digital

Los días 26, 27 y 28 de octubre son las fechas en las que se han celebrado las segundas jornadas anuales de la comunidad que desarrolla Decidim, plataforma digital de participación ciudadana, basada en software libre y que, inicialmente, ha sido impulsada por el Ayuntamiento de Barcelona.

La casualidad ha querido que en el ecuador de estas jornadas el parlamento catalán declare la República Catalana. Mientras el debate social sobre independencia se polariza, en las jornadas de la comunidad Decidim (Metadecidim) abordamos las claves que dan contenido a conceptos como participación ciudadana y democracia. Si hay algo de lo que hemos sido conscientes en estas jornadas es que las claves para lograr la implicación ciudadana en la construcción de la democracia tienen un terreno común tanto en la capa digital como en la presencial.

Tal y como explica Francesca Bria, Comisionada de Tecnología e Innovación del Ayuntamiento de Barcelona, Decidim es uno de los proyectos estrella de Barcelona Ciudad Digital, una ciudad que busca alcanzar su soberanía digital poniendo el foco en tres objetivos: la Transformación Digital, la Innovación Digital y el Empoderamiento Digital. El consistorio es consciente de que no es posible disociar la revolución tecnológica de la revolución democrática. Por ello, Decidim forma parte de la estrategia de empoderamiento digital dirigido a la ciudadanía aportando también instrumentos de inclusión social. Por primera vez existe un reglamento de participación ciudadana que contempla la participación digital y regula aspectos tan relevantes como la trazabilidad de las propuestas, acceso a los datos, interoperabilidad, transparencia, integridad de datos, autenticación segura, confidencialidad y, sobre todo, fiabilidad. Es en este sentido, Decidim aporta su mayor valor, ya que su funcional incluye tres elementos fundamentales para canalizar la energía ciudadana: los procesos participativos, los órganos de participación y las consultas populares con voto secreto.

Para Gala Pin Regidora de Participación del Ayuntamiento de Barcelona, “el reto de la participación ciudadana es lograr generar procesos que persistan” y sean capaces de transcender a las legislaturas, a políticas de los diferentes gobiernos y a las propias administraciones que los impulsan. Nos importa no solo el resultado sino el proceso”. Por eso, el proceso de construcción de este software para la democracia integra, desde el primer momento,  inteligencia y voluntades. Este enfoque inclusivo se ve reflejado en la propia arquitectura del software de Decidim, que permite la incorporación de nuevos módulos y funcionalidades fruto de los avances en la abstracción de las necesidades trabajadas por la comunidad.

Despliegue de la plataforma fuera de Barcelona

El compromiso con las formas y el resultado del despliegue de la plataforma viene marcado por el contrato social de Decidim; este código de garantías democráticas fija los principios de colaboración, apertura, transparencia, trazabilidad e integridad de los futuros desarrollos de la plataforma. Su arquitectura modular y su modelo de desarrollo, inspirado en Agile, hace que una nueva incorporación -de un municipio o administración- aporte una nueva funcionalidad al producto.

La incorporación de nuevas entidades al proyecto pasa por lograr una transición de enfoques individuales y necesidades concretas a una visión colectiva; la conversación en torno al contrato social atrae nuevas entidades el proyecto común y, por consecuencia, “también implica contribuir al mismo, alejándonos de un enfoque orientado a la búsqueda de un proveedor de software para la participación ciudadana”, explica Carol Romero del Consorcio Localret.

El objetivo de que Decidim trascienda a la institución de la que nació, ya es una realidad. En apenas un año de vida, la plataforma se ha desplegado en administraciones importantes como el Ayuntamiento de Iruña/Pamplona, Diputación de Barcelona, Ayuntamiento de Sant Cugat, Generalitat de Catalunya y  Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat; en breve lo harán otras ciudades como Helsinki.

Comunidad Metadecidim y la colaboración Publico-Social.

Decidim es producto de la colaboración Público-Social, un buen ejemplo de cómo un proyecto de colaboración impulsado desde la administración pública es capaz de sumar a diferentes agentes sociales, empresas, otras administraciones y ciudadanía en la construcción de una infraestructura TIC para la participación ciudadana que produce conocimiento libre y público.

Estos agentes agrupados en torno a la comunidad Metadecidim colaboran en un proyecto de inteligencia colectiva que suma saberes de la ingeniería informática, la construcción comunitaria, la participación ciudadana, la facilitación de procesos, la comunicación, las personas usuarias, los modelos de gobernanza, etcétera. El resultado de esta colaboración ha dado con un producto que, incluso analizado en términos de mercado, es capaz de competir y superar a otras soluciones para la participación nacidas de una la lógica de software privativo y de negocio.

La confluencia de saberes ha permitido alcanzar un nivel de abstracción suficiente como para definir con claridad los espacios de participación y componentes de participación. Cada uno de los espacios de participación (procesos, órganos, iniciativas, consultas… ) puede ser configurado con diferentes componentes (propuestas, debates, comentarios…), garantizando la adaptabilidad de la plataforma a realidades y contextos diversos de la participación ciudadana. Un configurador de procesos de uso extremadamente sencillo e intuitivo permite que el rol de administrador de la plataforma sea capaz de diseñar sus propios espacios de participación a medida sin ser necesaria la utilización de código.

En #JAM17 pudimos comprobar la salud de la que goza la comunidad Metadecidim, estructurada en base a 5 ejes de trabajo: investigación, gobernanza, relato, tecnología, experiencia de participante y procesos participativos. Durante la jornada, cada uno de estos ejes de trabajo contó con la presencia de personas relevantes que aportaron más valor, si cabe aún, al proceso de construcción permanente de Decidim.

Participación digital y presencial

Si hay una cuestión recurrente cada vez que hablamos de participación digital, es la necesidad de acompañar a ésta con encuentros presenciales. No hay duda de que Internet puede favorecer la participación ciudadana facilitando espacios de escucha, conversación, debate, deliberación, rendición de cuentas, etcétera; sin embargo, existe el riesgo de simplificar en un solo like o me gusta de una app todo un proceso de construcción de cultura participativa olvidando que lo digital y lo presencial van de la mano.

Decidim Komunikatik

En la recta final de las jornadas, la intervención (vía holograma) de Audrey Tang, ministra digital de Taiwán, incide en el impacto que la inteligencia artificial pudiera tener a la hora de facilitar la deliberación y la síntesis de grandes volúmenes de aportaciones, de cómo la puede fortalecer la confianza en los procesos de participación o de abrir procesos de participación a escala supranacional con sistemas de traducción simultánea.

Para Audrey Tang, el reto continúa siendo lograr la participación de la ciudadanía, la necesidad de la prueba y el error, el mapeo de agentes, la escucha activa, la construcción de espacios para el diseños colectivo. Audrey Tang comparte la preocupación por lograr transiciones de enfoques individuales a colectivos, la necesidad de trabajar la confianza con personas con ideas diferentes, la importancia de dar tiempo a la gestión de las emociones y los sentimientos en los procesos de deliberación. Al fin y al cabo, la participación digital y la presencial, ¿no son dos caras de la misma moneda?

Deja una respuesta



suscripción_negro

Entradas recientes

Categorías

Etiquetas