Retos para el ERP

post
Por Komunikatik 03/26/2014 en Transformación Digital

ERP Cloud Computing Bilbao

Tomando como referencia la pauta de transformaciones realizadas en la historia del software empresarial, podemos concluir que el salto, del ERP a la nube -bajo modelo SaaS-, es inevitable. La complejidad propia de muchos ERP’s, implica que el recorrido hacia dicha transformación quede salpicado por pequeños retrocesos; digamos que se trata de un paso atrás para coger impulso. Las primeras aplicaciones empresariales -aquellas pantallas negras con letras verdes- fueron resultado de lenguajes de programación, tales como COBOL. Con la popularización de Windows, vivimos la transición del entorno texto al entorno gráfico; muchas de las aplicaciones empresariales que resistieron el empuje del ratón finalizaron su ciclo de vida con la llegada del temido, pero no tan terrible, efecto 2000. Las pocas que sobrevivieron acabaron sus días con la llegada del Euro. Anterior a la popularización de las diferentes versiones de Windows y a las redes locales, se gestó otro cambio no menos importante: el tránsito del monopuesto al multipuesto. La familia de sistemas UNIX fue la responsable de permitir que varias personas trabajarán de forma simultánea en una misma aplicación, naciendo así no sólo el multipuesto sino también la multitarea. En ese contexto, surge la necesidad de introducir los bloqueos de registros y tablas, obligando a los desarrolladores a revisar sus aplicaciones y, en muchos casos, a re-escribirlas por completo. La expansión de las redes locales orientadas a sistemas operativos de Microsoft dejó de lado al ecosistema UNIX. En este entorno tan cambiante, la unión entre datos y programas dificultaba la migración de las aplicaciones y es, en ese momento, cuando SQL recibe su mayor impulso preparando, al mismo tiempo, el camino para la minería de datos. Aparición del ERP Las aplicaciones de facturación y contabilidad “enlazadas” dieron paso a los paquetes integrados, hasta llegar al ERP. La década de los 90 supuso la época dorada para los ERP’s; la proliferación de herramientas de desarrollo de alto nivel favoreció el desarrollo de un sinfín de aplicaciones de software empresarial. En los primeros años del siglo XXI, las grandes compañías de software (Microsoft, SAP y Oracle, entre otras) comenzaron un proceso de compra de los mejores ERP’s que actuaban en el mercado. Como resultado de ese proceso, surgieron algunos de las aplicaciones más extendidos en la actualidad, como son Microsoft Dynamics, SAP Business Suite y Oracle JD Edwards. Esta modalidad de ERP, tan potente como cara, no está al alcance de todas las empresas, menos aún de la pequeña y mediana empresa. Es por esta razón que, en los últimos años, hemos visto como alguna de estas compañías ha adquirido otros ERP’s con la intención de ofrecer soluciones de menor coste a un target al que no llegaban. Llegada del Cloud El Cloud Computing (computación en la nube) es el anteúltimo cambio con el que tiene que convivir el ERP. Los servicios en la nube, además de solucionar las cuestiones derivadas del hosting (alojamiento), con el consiguiente abaratamiento de costes, suponen una transformación radical en el modelo de negocio de las empresas proveedoras de ERP. El pago por compra de licencia se transforma en pago por uso, el concepto de inversión en software pasa a ser gasto. La consecuencia de todo esto es que las grandes empresas de ERP ahora, gracias al SaaS, pueden acceder a un target de clientes con menos capacidad económica pero muy exigentes con el servicio. Junto a la computación en la nube, existe otro aspecto que se ha desarrollado en los últimos años y no es otro que el de la movilidad de los sistemas de información gracias al importante incremento de uso de dispositivos móviles. Tecnologías abiertas El modelo basado en tecnologías libres y de código abierto sustentado por comunidades de desarrolladores o empresas -donde la apertura del código fuente del ERP garantiza su crecimiento y adaptación a las necesidades de mercado- comienza a hacerle sombra al modelo de desarrollo exclusivamente propietario. Soluciones como las que ofrece Open Bravo, OpenERP, Tryton o Dolibarr no tienen mucho que envidiar al software propietario. Futuro cercano A corto plazo, el crecimiento del software empresarial transcurre, obligatoriamente, en paralelo a una estrategia Social Media. El concepto Social Business, en el que los procesos internos de una organización nos ayudan en las relaciones con nuestros Stakeholders, es una cuestión mayor que no estará disociada del ERP. No es un sueño pensar que, en poco tiempo, la comunidad de usuarios de un ERP se convierta en un espacio en el que no sólamente aclaremos dudas funcionales y de usabilidad de nuestra herramienta común, sino que además compartamos conocimiento sobre modelos de gestión colaborativa. Por otro lado, en la actualidad , conceptos como SocialCRM, son ya una realidad. ¿Asistiremos en breve la aparición del SocialERP? ¿Por qué no pensar, por ejemplo, que podemos elaborar un presupuesto junto al cliente, de forma colaborativa? ¿Cuál es tu experiencia?

Deja una respuesta



suscripción_negro

Entradas recientes

Categorías

Etiquetas