Warning: json_encode() expects parameter 2 to be long, string given in /usr/home/komunikatik.com/web/wp-content/plugins/official-facebook-pixel/core/FacebookPixel.php on line 111 Warning: json_encode() expects parameter 2 to be long, string given in /usr/home/komunikatik.com/web/wp-content/plugins/official-facebook-pixel/core/FacebookPixel.php on line 119 Warning: json_encode() expects parameter 2 to be long, string given in /usr/home/komunikatik.com/web/wp-content/plugins/official-facebook-pixel/core/FacebookPixel.php on line 142

Smart City, ¿sin Smart Citizens?

post
Por Komunikatik 09/05/2014 en #SocialProcess

Komunikatik Smart City Smart CitizenEl interés por el concepto “Smart City” se encuentra en fase de crecimiento. La gran cantidad de contenidos generados en Internet, las conversaciones en las redes sociales, los congresos, seminarios, observatorios y jornadas dedicadas a esta temática es una muestra de ello.

Si echamos mano de la herramienta para búsqueda de tendencias Google Trends, confirmamos que la línea en cuanto es ascendente, registrando un crecimiento importante el pasado mes de agosto. Google Trends Smart City - Komunikatik Gran parte de la responsabilidad del auge de las Smart Cities tiene que ver con los movimientos de las grandes corporaciones como IBM, Microsoft, Schneider o Cisco, que se han posicionado en la parrilla de salida de la Smart City, desarrollando producto, generando polos de innovación y construyendo alianzas como las del HUB  Smart City Campus de Barcelona.

Smart City y Smart Citizen

Smart City, o una ciudad definida como “inteligente”, es aquella “en la que la inversión social, el capital humano, las comunicaciones y las infraestructuras, conviven de forma armónica con el desarrollo económico sostenible y dando como resultado una mejor calidad de vida y una gestión prudente de los recursos naturales”.

Y añadimos, a nuestro entender, un aspecto crucial: es una ciudad que toma conciencia de si misma y que convive con los Smart Citizens, que interactúan, mantienen una comunicación fluida y participan activamente con los distintos actores: colectividades, empresas e instituciones. Una ciudad inteligente necesita espacios para ciudadanos inteligentes.

La ciudadanía ya cuenta con acceso a la tecnología disponible e interviene en el diseño de su propia ciudad, en la concepción de los productos, servicios y modalidades operativas. Las instituciones, en ocasiones, impulsan procesos tecnológicamente muy innovadores pero olvidan poner a las personas en el centro de las políticas públicas. Es este, precisamente, uno de los puntos clave de una Smart City y una de las responsabilidades de la administración: tender puentes entre los Smart Citizens, facilitar la construcción de una ciudadanía conectada que impulse los procesos de creación y diseño de “la ciudad en la que queremos vivir” y cuya capacitación en tecnológica e innovación ejerza de palanca para lograr propósitos compartidos entre ciudades inteligentes y ciudadanía inteligente. 

Cómo impactan las Smart Cities

El concepto de Smart City es una realidad; comenzamos a percibir los beneficios que aporta una ciudad inteligente, que tienen que ver con el medio ambiente, la gestión de residuos, la movilidad, la economía, el turismo, la educación o con la propia administración.

Podemos, a través de Internet de las Cosas (IoT)  y  los Smart Citizens, obtener información sobre el perfil del visitante de la ciudad con el fin de optimizar la proyección de las campañas turísticas. O instalar tótems digitales que permitan al turista conectar con Smart Citizens y conocer los principales atractivos turísticos de la ciudad, así como ofrecer conexión a Internet gratuita mediante la instalación de diferentes dispositivos de conexión wifi.

Pensemos en la posibilidad de medir el impacto económico de cada uno de los eventos programados en la ciudad, gracias a  Big Data; conocer el nivel de utilización de carriles bici e instalaciones deportivas o  mapear las vinculadas con la actividad física. Incluso, pensemos en detectar problemas antes de que estos se produzcan o contratar servicios públicos que contribuyan a la inteligencia de la cuidad, por ejemplo, una red de contenedores de residuos con sensores que puedan suministrar información sobre la calidad del aire, los ruidos, el tráfico, etcétera.

Desarrollo local y economía

Una Smart City concibe la creación de espacios de fabricación y producción cultural e industrial, los denominados Fab Lab,  para la promoción económica y ayuda al emprendimiento de iniciativas gestadas en la zona. El desarrollo de una ciudad inteligente necesita liberar las energías latentes y “hackear” el imaginario social con respecto a la producción tecnológica.

En este vídeo puedes echar un ojo al FabLab Asturias, en el que se pone a disposición del usuario maquinaria de diseño y fabricación digital, con la intención de fomentar la creatividad local, la experimentación y el aprendizaje conjunto, haciendo partícipe al creador del proceso productivo de su obra.

Y es que, son las personas jóvenes las llamadas a desarrollar la tecnología que dote a su ciudad de una capa digital con herramientas para la participación ciudadana y la obtención de datos que permitan entender mejor el entorno y poder actuar en consecuencia.

Apuntando a la cuidad como laboratorio, entendemos acertado el planteamiento de necesidad de hipótesis y medición en el proceso de experimentación; sin embargo, no compartimos la idea de espacio cerrado y controlado, propio de un laboratorio. Justo en este punto, nos gusta la idea de la cocina frente a laboratorio, más cercana a la del taller y al Fab Lab, planteada por Antonio Lafuente en Yorokobu.

Y también nos gustan mucho las reflexiones que compartimos con Korapilatzen, Asier Gallastegi, sobre Smart Cities y Smart Citizens. Asier, aquí va el reto: ¿te animas a escribir un post al respecto? ;)

7 comentarios

  • Avatar
    Julen on septiembre 6th, 2014

    puede ser que estemos ante un “constructo” que sirve para dar de comer a nuevos negocios y que, como tantos otros, sirve durante un tiempo hasta que caemos en la cuenta de que nos olvidamos del principio de todo: la gente.
    Por cierto… o mi teclado se ha levantado juguetón o soy incapaz de poner mayúsculas en este texto ;-)

    • Komunikatik
      Komunikatik on septiembre 8th, 2014

      En efecto Julen. Existe un planteamiento de Smart City in the Box (término del que hemos oído hablar a través de Igor Calzada), desde las grandes corporaciones, cuyo objetivo central es la obtención de beneficio económico con la venta de producto tecnológico: sensores, redes de comunicaciones, electrónica, Big Data, etcétera. Y, sí, también nosotros tenemos la sensación de que se trata de una burbuja más.
      En contraposición a este planteamiento, nos encontramos con la democratización de los medios de producción que ayuda a que emerjan nuevos agentes: la ciudadanía, emprendedores y empresas locales que participan en la construcción de una ciudad inteligente botton-up. No se trata de tener en cuenta a la ciudadanía sino de empoderarla y conectarla con otros Smart Citizens, con otras Smart Cities y con su propia ciudad.
      Afines a este segundo planteamiento, bienvenidas sean las nuevas actividades económicas.
      En cuanto a las mayúsculas, debe ser que este verano alguno de nosotros ha visitado Santa Tecla y se ha traído algo de allí… ;)
      Gracias por seguir la conversación

  • Avatar
    Julen on septiembre 6th, 2014

    Y las mayúsculas aparecieron… en el comentario publicado, que no en el texto en pantalla. Misterios de Santa Tecla.

  • Avatar
    bea on septiembre 7th, 2014

    qué interesante lo que nos contáis! quiero pensar que vamos a tender a este tipo de ciudades #asidagusto Bea

    • Komunikatik
      Komunikatik on septiembre 8th, 2014

      Bea, gracias por dejar tu comentario. Existen muy buenas experiencias en el Estado a las que prestar atención. Y en eso estamos: investigando, debatiendo, conversando y proponiendo puntos de partida con intereses compartidos entre Smart Citizens y Smart Cities. Saludos.

  • Avatar
    Xisco on septiembre 10th, 2014

    Interesante artículo. Se esta potenciando las Smarts, pero muchas veces nos olvidamos de lo más importante, lo que aporta valor al concepto y en definitiva la razón de ser, las personas. Propuestas como fab labs o los urban labs, permiten hacer más tangiles las nuevas tecnologías, las potencian y acercan al ciudadano hacía el concepto de Smart Cities.

    • Avatar
      Asier Amezaga on septiembre 24th, 2014

      Gracias por tu comentario Xisco,

      Creo que ya se ha escrito mucho sobre la idea de Smart City, ahora toca pasar a la acción. Coincido en que una de las piezas claves en el desarrollo de la Ciudadanía Inteligente es el Fab Lab o Urban Lab, pero un un momento de retirada de la inversión pública, la financiación de este tipo de espacios se complica un poco, no?

      Un saludo

Deja una respuesta



suscripción_negro

Entradas recientes

Categorías

Etiquetas